AUDÍFONOS ( POR ELENA RODRÍGUEZ )
La ciencia ha logrado numerosos avances incluidos los realizados en los audífonos, permitiendo así a las personas con pérdidas auditivas, la máxima similitud a la audición normal.


HISTORIA DE LOS AUDÍFONOS
Si bien todo lo referente a instrumentos utilizados para ampliar el sonido en épocas ancestrales puede resumirse en especulaciones, muchos profesionales han recopilado material con los antecedentes más lejanos de los audífonos actuales.
Uno de los primeros datos hace referencia a un cuerno seco y hueco que pudo haberse usado tanto para producir sonidos como para oír. Se habla también del huso de plantas tropicales como amplificadores del sonido puestas en forma de embudo en las orejas.
En lo que respecta a antecedentes más certeros y más cercanos a nuestro tiempo, Berger, mencionó que en las ruinas de la ciudad de Pompeya se han encontrado objetos de bronce con forma de embudo y una terminación espirada a fin de insertarlos en la oreja. Asimismo se hace referencia a la Sarvatana, fabricada de plata o bronce y que según Hoefer es como un embudo cuya parte mayor se dirige hacia el que habla, mientras la parte menor se introduce en la oreja.
En el siglo XIX ya se fabricaban mangueras flexibles, “tubos para hablar”, con una especie de embudo en un extremo y un tipo de botón perforado que podía cubrir el oído en el otro. Otro método usado fue el fonífero, diseñado por Paladino, que funcionaba conduciendo vibraciones desde la laringe de quien hablaba hacia la persona con dificultad auditiva.
Las prótesis acústicas tuvieron su auge también durante el siglo XIX cuando se manufacturaron de manera más elegante y con mejor estética.

eartrumpet.jpgEar Trumpet.


A mediados de este siglo, Page y Bourseul, utilizaron el principio del telégrafo para transmitir sonidos a partir de la interrupción de una corriente eléctrica, pero no pudieron transmitir los sonidos articulados del habla.
En 1860 Philip Reis construyó un transmisor más complejo que incluía un diafragma puesto en un extremo de una corneta. Utilizaba la corriente de una pila que, al variar de intensidad, controlaba una aguja magnetizada que al cambiar de longitud permitía la vibración de una superficie generando así el sonido.
En 1862 se patentó el primer aparato auditivo eléctrico en Estados Unidos.
Durante el siglo XX la evolución de los audífonos tuvo connotaciones como la miniaturización de todos sus elementos, el aumento en la ampliación del sonido y el bajo consumo de energía.
Para 1902 se comenzó a comercializar el “Acousticón”, que constaba de transmisor, amplificador y alojamiento para la pila.
En 1912 apareció el primer control de volumen para las prótesis y fue entre 1920-1930 cuando aparecieron los primeros audiómetros que proporcionarían estudios muchos más precisos sobre la audición. Además, los ingenieros de los Laboratorios Bell designaron la unidad de medida del sonido como “decibell”.
Fue en 1934 cuando Amplivox y Multitone produjeron los primeros aparatos comerciales con amplificador con baterías y audífono.



acoust30.jpg

Acousticon 30". Modelo de caja con pastilla ósea

En 1945 Beltone logró la disminución del tamaño de los audífonos con su modelo Monopac, que incluía en un módulo las baterías y el amplificador. Además, dos años más tarde aparecieron los circuitos impresos que significaron una miniaturización en los circuitos eléctricos. Al año siguiente surgió el transistor que sería la base para los futuros audífonos. Apareció así, el primer audífono de bolsillo en 1953, que utilizaba transistores para amplificar el sonido.

acousta55.jpg

Acousticon a-55". Modelo de caja con amplificador de válvula (1942 - 1945)


sonotone79.jpg

"Sonotone 79". Uno de los primeros retroauriculares del mundo (1955)


Un año después se introdujo el primer audífono que se colocaba al nivel de la cabeza del usuario, un audigafa. Y otra idea fue la integración, colocar, sobre silicio, componentes que interactuaban formando circuitos más complejos.
Fue en 1964 cuando se presentó el amplificador de un audífono.

Entre 1985 y 1990 se desarrollaron los primeros audífonos que incorporaban tecnología digital, los programables. También se dio comienzo a la utilización de la amplificación no lineal, es decir, audífonos cuya amplificación variaba de acuerdo a las características de la señal entrante.
La tecnología también posibilitó la aparición de audífonos con tres o más bandas de frecuencia independientes.
Asimismo, la continua miniaturización encarada produjo audífonos insertos completamente en le canal auditivo y también aparecieron los primeros pertimpánicos, audífonos prácticamente invisibles y alojados en la profundidad del conducto auditivo externo.
Finalmente, el más prometedor adelanto tecnológico es el audífono digital.

otic5.gifotic2.gifotic4.gifotic1.gifotic3.gif


La diferencia entre un audífono digital y uno de tipo analógico es que este nuevo audífono posee en su interior una pequeña computadora capaz de realizar millones de operaciones aritméticas por segundo. Todo el sonido que llega al audífono es convertido en series de números que son analizados.



FUNCIONAMIENTO DEL OÍDO HUMANO
El oído humano convierte las ondas sonoras en señales eléctricas que se transmiten por el nervio acústico hasta el cerebro, donde el sonido es interpretado.

siaues2.gif

images.jpg


Éste puede dividirse en tres partes:
_ El oído externo: recibe también el nombre de pabellón de la oreja. Posee forma ovalada, con ondulaciones y rugosidades que permiten que las ondas sonoras sean captadas en óptimas condiciones. Después de entrar, el sonido viaja hasta el conducto auditivo externo antes de llegar al oído medio. La otra ta​rea del conducto auditivo es proteger a las demás partes del oído fabricando cera.


oidoextern.jpg

_ El oído medio: la función del oído medio es recoger las ondas de sonido que recibe del oído externo, convertirlas en vibraciones y llevarlas hasta el oído interno. Esto lo hace usando el tímpano y tres huesos muy pequeños llamados osículos. El tímpano es un trozo de piel delgada adherida al estribo. Cuando las ondas de sonido llegan hasta el conducto auditivo externo y al tímpano, éste empieza a vibrar. Las vibraciones pasan por los osículos, los cuales transfieren estas vibraciones a la parte más profunda del oído: el oído interno.
La trompa de Eustaquio es el nexo de comunicación de la caja timpánica con la faringe cumpliendo dos funciones: neumática y evacuatoria. Cuan existe dentro de la caja menor presión que la del medio ambiente ocurren una serie de fenómenos reflejos que deben equilibrar las presiones ingresando el aire a través de la trompa. Dicho equilibrio es necesario para que la transmisión del sonido por el oído medio sea normal. Se la presión es mayor que la del medio ambiente, tiene lugar el reflejo de deglución o fenómenos como la tos y el bostezo. La trompa de Eustaquio se abre y deja pasar aire a las cavidades del oído medio.


oidomedio.jpg

_ El oído interno: después de que las ondas sonoras se conviertan en vibraciones en el oído medio, entran en el oído interno. Las vibraciones llegan a la cóclea, un conducto pequeño y enroscado. Ésta está llena de líquido y recubierta de células con miles de pelitos en la superficie, los cuales solo pueden verse con un microscopio. Cuando las vibraciones del sonido tocan el líquido de la cóclea, éste empieza a vibrar . Y cuando lo hace, esos pelitos se mueven y convierten entonces las vibraciones en señales nerviosas para que el cerebro pueda comprender el sonido. Una vez que las señales nerviosas llegan al crebro, éste puede interpretarlas. El oído interno está abierto sólo por dos ventanas: oval y redonda. En la primera tenemos un pistón que es la platina del estribo y, en la segunda, una membrana elástica llamada "tímpano secundario". Al ejercer una presión en una de ellas, ésta se transmite por los líquidos perilinfáticos debiendo descomprimirse por la otra. La onda sonora se transmite entonces por los líguidos endóticos y va a impresionar la membrana basilar en un lugar específico, correspondiente a una determinada frecuencia, los agudos en la base y los graves en el extremo del caracol. Es en la cóclea donde ocurre la transformación de energía mecánica en eléctrica mediante un fenómeno mecánico-químico-eléctrico que tiene lugar en la membrana basilar. Al hundirse la platina del estribo dentro del espacio perilinfatico produce movimientos en este líquido, el cual se transmite a lo largo del laberinto membranoso formando torbellinos que se extienden hasta el caracol. Debido a la resistencia ejercida por las distintas paredes y al impulso mecánico de progresión, se generan presiones en la endolinfa a través de la membrana de Reissner y en la basilar que está situada debajo de ella. Esta energía bioeléctrica es conducida por el octavo par craneal a los centros nerviosos y de ahí a las localizaciones acústicas de la corteza cerebral, en la cual se integran los sonidos tomando conciencia de la imagen acústica.

0ido34.gif

LA CERA
Es pegajosa, arenosa. La cera de los oídos se fabrica en el canal auditivo externo, es decir, entre la parte carnosa de la oreja en el exterior de la cabeza y el oído medio. La piel del canal auditivo externo contiene unas glándulas especiales que producen la cera, el cerumen. Después de producierse, llega lentamente a través del canal auditivo hasta la apertura del oído. Aquí es donde cae al exterior.
Tiene dos funciones importantes. En primer lugar, contiene sustancias químicas especiales que combaten las infecciones que podrían dañar la piel del interior del canal auditivo. En segundo lugar, actúa como un escudo entre el mundo exterior y el tímpano. Cuando el polvo, la suciedad y otras sustancias se meten en el oído, la cera los atrapa e inmoviliza allí.

TIPOS DE HIPOACUSIA
La piel del canal auditivo externo contiene unas
Las hipoacusias se clasifican de acuerdo a la parte del oído que esté afectada.
_ Conductiva o de transmisión: se debe a una alteración del oído externo o medio.
_ Perceptiva o neurosensorial: la causa una lesión en el oído interno o en las vías nerviosas auditivas.
_ Mixta: se debe a alteraciones simultáneas en la transmisión y percepción del sonido, es decir, por patología que afecta a estructuras del oído.


grados_hipoac.jpg


COMO FUNCIONA UN AUDÍFONO
dbanalog.gif


Los audífonos amplifican el sonido del siguiente modo:
Primero captan la señal sonora que debe ser convertida en señal eléctrica para ser procesada, amplificada y finalmente reconvertida en señal acústica para llevarla al oído. La señal acústica recibida es entonces amplificada después de ser transformada en señal eléctrica. Para realizar este proceso intervienen transductores de entrada, transductores de salida y amplificadores.
_Transductores de entrada (elementos receptores que cumplen la función de convertir la señal acústica en eléctrica). Existen dos tipos
:
Los micrófonos convieten la señal acústica en eléctrica realizando un pasaje intermedio a energía mecánica. Esto se debe a que el sonido se propaga por medio del aire, el cual, puede comprimirse o rebotar. Estos movimientos que hace el aire llegan a un diafragma que posee el audífono y que produce entonces ciertas variaciones de presión en él. Esa es la energía mecánica que está presente y que también es transformada en eléctrica pro el micrófono.
El uso de bobinas se debe a que muchas veces conviene que la señal acústica sea recibida en forma magnética a fin de eliminar los efectos adversos de la reverberación, la distancia y los ruidos de fondo. Para esto, el sonido tiene que ser convertido previamente en un campo magnético a través de un sistema auxiliar. Una vez que se tiene esa señal, ésta es recibida por la bobina del audífono. (Ese tipo de señal es la que es convertida por la bobina que, al recibir una señal magnética la convierte en eléctrica). Se basa en un principio de induccíon electromagnética según el cual si un hilo conductor se mueve dentro de un campo magnético, en el conductor se inducirá un voltaje de acuerdo con el potencial inducido, la densidad de flujo magnético, la longitud del conductor y la velocidad del movimiento.
_ Transductores de salida (transforman la señal eléctrica en señal sonora para poder transmitirla al oído humano). Existen 2 tipos:
El auricular convierte la energía eléctrica en acústica, en sonido. Realiza un pasaje intermedio a energía mecánica: de la señal que reciben se obtiene una mecánica que es el movimiento del aire. Este movimiento lo produce un diafragma que recibe la señal eléctrica y que está dentro del auricular.
La pastilla ósea convierte en vibraciones la energía eléctrica en la que fue convertido el sonido. Este tipo de elementos es utilizado en severas pérdidas auditivas.
La diferencia entre ambos es que esta última tiene su diafragma unido a la carcasa, que permite que al vibrar el diafragma, vibren todos los elementos.
_ Amplificadores. El amplificador es el encargado de procesar las señales. Es el que recibe una señal eléctrica del auricular y entrega al micrófono otra similar ampliada. Están compuestos por microprocesadores en los que se integran las "etapas de amplificación". Al pasar por cada una de éstas, la señal eléctrica se incrementa. Del estadio final, se envía al receptor.
Los audífonos digitales poseen un chip.

El sonido viaja a través del aire en forma de ondas difásicas. A esta energía se le conoce como señal de entrada, que alcanza al micrófono , transductor que la convierte en energía eléctrica, la cual es una señal análoga que conserva las características de las señal de entrada inicial. La energía eléctrica pasa luego al pre-amplificador que tiene un convertidor analógico, donde es modificada de acuerdo a los parámetros audiométricos y según las instrucciones de procesamiento. La señal digital procesada pasa posteriormente a un convertidor digitalanalógico que la reconvierte en una señal eléctrica, la cual es enviada al transductor de salida que la convierte nuevamente en una señal de energía acústica y la entrega al oído del paciente, amplificada y modificada. Cuando un audífono alcanza la presión sonora máxima se dice que entra en saturación, es decir, la señal se distorsiona.
Los audífonos separan la señal de entrada en filtros independientes para procesar la información acústica según la frecuencia debido a que existen frecuencias que aportan energía y otras que aportan mejor comprensión del lenguaje y deben ser tratadas en forma distinta por el amplificador.



TIPOS DE AUDÍFONOS
De acuerdo a su ubicación se distinguen 6 tipos:
_ Retroauricular. Los componentes electrónicos se alojan dentro de una caja que se ubica detrás de la oreja. (Hipoacusia leve-profunda)


bte.gif

_ Receptor en el oído. El receptor se ubica profundamente en el conducto auditivo al final de un tubo sonoro delgado y el resto de los componentes electrónicos se alojan en una caja detrás del oído

rite.gif

_ Intraauricular. Ocupa la concha auricular y el conducto auditivo externo. (Hipoacusia leve-severa)

ite.gif

_ Intracanal. Se ubica en el conducto auditivo sobresaliendo unos 3 Mm fuera del mismo. (Hipoacusia moderadamente severa)


itc.gif

_ Intracanal de inserción profunda. Se aloja completamente adentro del conducto auditivo y casi no se nota. Presenta un hilo plástico para facilitar su colocación y extracción del oído. (Hipoacusia leve-moderada)


cic.gif

_ De caja. Una pequeña caja contiene el micrófono, el amplificador y la fuente de energía. Se conecta a un auricular. (Hipoacusia profunda)

decaja.gif


Atendiendo a la tecnología que usan diferenciamos 3 tipos:
_ Analógico: es el convencional cuyos ajustes electroacústicos se realizan en forma manual actuando sobre controles de regulación.

_ Programable digitalmente: El ajuste de los parámetros electroacústicos se realiza en forma digital.

_ Digital: contiene en su interior minicomputadoras que ofrecen muchas posibilidades nuevas. Se caracteriza por su excelente calidad de sonido, menor distorsión y mayor compresión del habla en ambientes de ruido.


WEBGRAFÍA
He tenido que consultar las siguentes páginas webs para realizar este trabajo: